Copa Libertadores 2008: Dep. Cuenca (ECU) 1 vs. Lanus 1




Alto punto
Lanús igualó con Deportivo Cuenca en un tanto, en la visita Granate a Ecuador. Salomón abrió el marcador apenas comenzado el match, igualaron ellos a través de Jhon García. El Grana quedó segundo a un punto de Estudiantes, el próximo rival.

Lanús terminó redondeando un buen resultado en su excursión a la altura. Un empate ante un equipo que por más limitado que pueda parecer, no contaba con goles en contra y es relativamente ordenado. El equipo arrancó bien, y con el correr de los minutos y el lógico desgaste que eso implica, terminó aguantando un resultado positivo que lo deja en una posición más que expectante de cara a los últimos dos encuentros de la primera fase de la Copa Libertadores.
De entrada, el Grana golpeó a través de un remate de Pirlo que se desvió en un rival y descolocó al portero Klimowicz. Con la ventaja, Lanús se remitió a esperar a su rival y buscar con pelotazos largos a las corridas de Biglieri, que mientras estuvo en campo anduvo más que bien, pero que debió salir tras un choque con un rival promediando el primer tiempo. Ingresó en su reemplazo Nico Ramírez, que a la postre fue el mejor jugador de campo del equipo. Pudo haber ampliado el equipo a través de un centro que encontró solo a Salomón pero que Pirlo no logró conectar de la manera correcta como para engrosar la ventaja.
En el complemento, con el lógico desgaste, Cuenca se fue agrandando más y de a poco fue vulnerando la última línea defensiva Granate. Los pelotazos largos y divididas del rival, que en la primera parte encontraban a los jugadores Granates como claros dominadores, empezaron a traerle algún dolor de cabeza al equipo de Ramón. Lanús tuvo una muy clara en la cabeza de Cano, cuando Nico Ramírez (de gran parecido con el plano lejano al Manteca Martínez) armó una más que interesante jugada por derecha y termino centrando con un verdadero pase a la frente de Cano, que el juvenil Granate no logró conectar de la mejor manera y la pelota terminó saliendo al lado del palo.
El empate ecuatoriano llegó a través de un tiro libre que contó con el error involuntario de la barrera Granate (por donde finalmente termina pasando la pelota) y que Chiquito Bossio nada tuvo que hacer. El capitán fue fundamental en varias jugadas: la más clara de todas fue un mano a mano que le desvía al ex Granate Germán Castillo. Dio rebotes cuando era inevitable pero en todo momento se mostró metido en el partido y fue una garantía en la última línea de los bicampeones sureños.
Lanús terminó sufriendo, cuando lo pudo haber ganado también. El Killy Peralta (ingresó por Blanco a los 19 minutos del segundo tiempo) definió muy mal al primer palo un mano a mano inmejorable y, sobre la hora, Nico Ramírez casi tuvo su premio reconocimiento al excelente partido jugado, cuando casi clava una volea tras un preciso centro del Killy.
Lanús conquistó un empate que lo deja en una posición expectante de cara al final de la primera fase, en un estadio complicado (de hecho, Estudiantes, hoy puntero, ahí perdió en su debut copero). El equipo esta vapuleado por las bajas: terminó siendo una de las figuras Nicolás Ramírez, el sexto delantero del plantel Granate (Sand, Acosta, Lagos, Biglieri y Cano, parecieran estar delante de él). Habla muy bien esto de la conquista de resultados útiles, aun así los infortunios producto de lesiones no le están jugando una buena pasada. Como dice el amigo Coltrane, el partido contra Estudiantes será casi definitorio. Lanús suma hoy 6 unidades y se encuentra segundo detrás del Pincha que tiene 7. Cuenca tiene la misma cantidad que el Grana, pero con un gol menos de diferencia y visita a Danubio, que, con un punto, deberá ganar si o si para seguir con vida en la Copa. Un triunfo Granate en la Fortaleza le aseguraría al equipo de Ramón el pase a la segunda fase, cualquiera sea el resultado en Montevideo. Igualmente, todo este tipo de conjeturas no sirven para nada, Lanús deberá disputar el encuentro ante Estudiantes del próximo 2 de Abril como una verdadera final y ganarse por si mismo el derecho de jugar la segunda ronda de la Copa Libertadores de América, la copa que originalmente solo jugaban los campeones de las ligas sudamericanas. El Grana, como último campeón argentino, deberá ganarse ese derecho: será una manera de refrendar aquella conquista histórica del 2 de Diciembre de 2007.

Por Gastón Cuccaro
Fuente:www.lanus.com.ar

------------------------------------

19:57 |

DEPORTIVO CUENCA 1 – LANUS 1.

Un buen negocio.

El equipo de Cabrero rescató un empate interesante en los 2.570 metros de altura de Ecuador y quedó a un punto de Estudiantes, líder del Grupo 2 de la Copa. Salomón anotó para el Granate, mientras que García convirtió el tanto del local, que también le pisa los talones al Pincha. El 2 de abril habrá choque de argentinos.



Lanús terminó llevándose un buen punto de los 2.570 metros de altura de Ecuador, luego de empatar 1-1 ante Deportivo Cuenca, por la cuarta fecha del Grupo 2 de la Copa Libertadores. Sebastián Salomón puso en ventaja al equipo argentino y John García consiguió la igualdad definitiva para el local. Ambos quedaron con seis puntos, a uno del líder Estudiantes.

A pesar de la altura, el Granate salió con todo en el primer tiempo, a buscar la apertura del marcador e inquietar al argentino Javier Klimowicz, arquero de Cuenca. Y la presión surtió efecto a los ocho minutos, cuando un mal rechazo defensivo le permitió a Salomón conectar un potente remate cruzado de media distancia que se desvió y rompió el cero. Klimowicz no pudo hacer nada para evitar el gol.

Una vez que Cuenca pisó al acelerador de manera desesperada, García -a los 15 del complemento reemplazó al argentino Federico Barrionuevo- logró igualar el partido mediante un tiro libre, a veinte del final, desde la media luna. El tanto surgió de una falta de Rodolfo Graieb, quien derribó a un rival a centímetros del área.

Después del empate, los dirigidos por Gabriel Perrone incrementaron la presión sobre el arco de Bossio y estuvieron cerca de dar vuelta la historia más de una vez. Sin embargo, el resultado no se modificó y ambos terminaron repitiendo el empate que habían cosechado en Buenos Aires, aunque en aquella ocasión había sido 0-0.

En la quinta fecha de este luchado Grupo 2, Lanús y Estudiantes protagonizarán el duelo argentino en el Sur (en La Plata fue cero a cero) y Danubio, que está al filo de la eliminación, recibirá a Cuenca, el 27 de marzo.



COPA LIBERTADORES:
D.CUENCA - LANUS.
La lesión aprendida.
Con Valeri como baja top por un esguince, el Granate mete el pecho en la altura de Cuenca con tres volantes de marca y Blanco de enlace.
ALEJANDRO LUGO | glugo@ole.com.ar




Los lesionados marcaron el paso de Lanús por este 2008, lo que obligó a Ramón Cabrero a recurrir a distintos juveniles para reemplazar a la gran cantidad de jugadores que se le fueron cayendo. Y Diego Valeri, la joyita del Grana, no fue la excepción. Esto, sumado a que el equipo está desgastado por la seguidilla de partidos y que fue derrotado en tres de los últimos cuatro choques como visitante en torneos internacionales, hace que enfrentar a Deportivo Cuenca en Ecuador sea una parada bien difícil. Como si fuera poco, el triunfo de Estudiantes ante Danubio lo deja al Granate con la necesidad de sumar aunque sea un punto esta tarde para, por lo menos, quedar segundo en la tabla del Grupo 2.

En lo que respecta a la lesión de Valeri (podría estar en el banco el próximo lunes frente a Newell's), Ramón recurrió a un mediocampo de lucha conformado por Sebastián Salomón, Agustín Pelletieri y Diego González, con Seba Blanco suelto para asosiarse con los delanteros y crear las mayores jugadas de peligro. Y si bien este esquema ya lo usó frente a Independiente, Colón y Olimpo con buenos resultados, nunca lo había practicado sin el Diego de Valentín Alsina. Sí, justo sin él, que estuvo presente en los últimos 19 partidos de Lanús; de los cuales el equipo del Sur obtuvo el 61% de los puntos. Además pierde precisión en las jugadas de pelota parada y pausa para descansar cuando las piernas empiecen a sentir los 2570 metros de altura en los que se encuentra el estadio.

De todos modos, el plantel de Cabrero se jacta, con razón, de una unión de grupo que los hace salir adelante sin importar demasiado quién juegue desde el arranque. Y aunque duela la ausencia de Diego, traerse un empate... Valeri.

Fue punto y aparte.
Un Lanús repleto de jóvenes se trajo un valioso empate de la altura de Cuenca y ahora depende de sí mismo para pasar a octavos. ¡Con los pibes también se puede!
LEONARDO RODRIGUEZ BRUNO | lrbruno@ole.com.ar




Ramón Cabrero decía en la previa al viaje a Ecuador: "Con Cuenca no hay que perder". Y sonaban coherentes las palabras de Ramonín, porque una derrota hubiera dejado en una situación bastante complicada a Lanús. Pendiendo de un hilo fino. Muy fino. Y con este resultado, en cambio, el punto que se trae de la altura (Cuenta está a 2.580 metros) le permite al Granate tener un valioso plus que no debe pasar inadvertido: depende de sí mismo para clasificarse a la siguiente fase. Y ahora le queda medirse con Estudiantes, el rival más duro, de local, y contra el virtualmente eliminado Danubio. Por eso sirvió. Punto y aparte.

Ojo, porque las palabras de Cabrero no significaban que Lanús iba a jugar pensando en rasguñar un empate. Por más de la pubertad (obligada) que presentó el técnico, la consigna era salir a ganar, no pensar en "no perder". Y así entendieron el mensaje los más jóvenes. Seba Blanco volvió a ser aquel enganche desnivelador de Inferiores. Nico Ramírez, con apenas ¡cuatro partidos en Primera!, entró a defender la camiseta con uñas y dientes. Y esas ganas la trasmiten desde adentro los hombres con ruedo como Graieb, Bossio y Pelletieri.

Sufrir, Lanús nunca sufrió. Porque cuando encontró la ventaja vía Salomón, se apoderó del medio y buscó más. Aunque ese "más" murió siempre en el intento. La pasó mal cuando Toledo, Castillo y Ferradas se dieron cuenta de que estaban jugando de local y debían ir en busca del triunfo. Pero esa diferencia en el resultado le deba al equipo del Sur cierta tranquilidad para que la tarde no se le pusiera negra. Bossio respondió por aquí y por allá. El disfraz de héroe, a esa altura, no le quedaba grande a Chiquito. Fue vulnerable, sí, pero por un tiro libre que pasó por una barrera que, poco inteligente, dejó abierto un hueco que García aprovechó. Cuenca, se suponía, iría con toda su artillería a quitarle, en su tierra, los tres puntos que le daban la (casi) clasificación. Pero no. Lanús no se dejó apabullar (aunque, en realidad, los muchachos de Perrone tampoco insinuaron hacerlo). Se plantó y se la jugó con las pocas fuerzas que le quedaban: le tiró dos golpes (un zurdazo de Ramírez y otro de Peralta) que por centímetros no noquearon a los ecuatorianos.
El punto ayuda y suma. Ahora depende de Lanús.

LANUS:DE FRENTE.
El crimen de Cuenca
MARTIN MACCHIAVELLO | mmacchiavello@ole.com.ar

Fue un crimen de culpable solapado. El crimen de Cuenca. Faltaban tres minutos y Nico Ramírez, como en la ida, le dio desde el punto de penal. Besó el ángulo. Era el triunfo en la altura, una victoria fuera del país tras casi 12 años... Fue un puntazo para no dejar el segundo puesto y quemar las naves contra Estudiantes. Y para pensarlo también. Nadie es futurólogo aunque si la suerte de Lanús quedaba en los pies de Nico... Sí, Ramírez. Ni Sand, Acosta, Lagos, Biglieri y Cano (ni Manicero y Malingas). Se lo perdió Ramírez, un pibe de sólo cuatro partidos en Primera. Sin lesionados no habría viajado. Con otra política adosable al "Vamos vamos los pibes", tal vez... Dos competencias desgastantes, sin refuerzos (Macalik sólo es una inversión). Ojo, ante Olmedo, con la base campeona, volvimos en cero. Un morocho de pelo largo anoche no durmió. Deberá hacerlo. No es culpable del crimen de Cuenca.










Fuente:www.ole.clarin.com
-------------------------------------------------------
La Copa Santander Libertadores

Lanús tuvo audacia, pero falló en la definición, se cansó y le empataron

Por el Grupo 2, el equipo granate comenzó ganando, pero Deportivo Cuenca aprovechó el agotamiento de los argentinos e igualaron 1 a 1



CUENCA, Ecuador (Especial).- Los insultos de Ramón Cabrero, con la mirada perdida en el césped y los dientes apretados, no bien finalizó la igualdad 1-1 de Lanús frente a Deportivo Cuenca, por el Grupo 2 de la Copa Santander Libertadores, fueron todo un símbolo. Porque es cierto que en el segundo tiempo el conjunto granate perdió oxígeno y el arquero Carlos Bossio agrandó su figura ante los embates locales, pero también es verdad que pudo haber ganado el desafío si hubiera tenido mayor precisión. En definitiva, el equipo bonaerense sumó un punto que lo dejó en el segundo lugar de la zona (Estudiantes es el líder), aún con dos partidos por delante.

Lejos de atemorizarse por los 2570 metros sobre el nivel del mar, el planteo del conjunto granate en el primer período fue audaz e inteligente. El mensaje del conductor, Cabrero, para con sus dirigidos fue contundente. "No se protejan en nuestro campo", reclamó. Y los jugadores, con Agustín Pelletieri y Sebastián Blanco como estandartes, hostigaron la salida de su rival. Fue así como lograron alejar a los ecuatorianos del arco defendido por Chiquito Bossio.

Sin embargo, mucho tuvo que ver una equivocada sanción del árbitro Salvio Fagundes para no sufrir la desventaja en el marcador. Porque a los 7 minutos el brasileño anuló por un fuera de juego inexistente un gol de cabeza de Javier Toledo. E inmediatamente después de esa jugada Lanús salió de contraataque y encontró el gol con un remate de Sebastián Salomón desde fuera del área grande, que se desvió en el lateral Marlon Moreno y desorientó al arquero argentino Javier Klimowicz.

A partir de allí, Cuenca intentó acercarse a la valla de Bossio, pero nunca lo hizo con riesgo. Lanús, en tanto, pudo haber aumentado la diferencia con un cabezazo de Pelletieri que se fue desviado y con un remate fortísimo del propio volante que atrapó Klimowicz.

Como ya está dicho, en la parte final, Deportivo Cuenca aprovechó el cansancio de los argentinos y allí sí los puso en serios aprietos. Federico Barrionuevo cruzó un derechazo muy peligroso y Germán Castillo, de zurda, falló un mano a manocon Bossio. Para colmo, Rodolfo Graieb debió haber sido expulsado por cometer una infracción como último hombre y sólo recibió la amonestación. El agotamiento físico de los jugadores de Lanús quedó en evidencia, y a los 25 minutos el equipo ecuatoriano logró empatar, con un fuerte tiro libre del ingresado Jhon García, que pasó por el centro de la barrera.

En los últimos 20 minutos, Lanús exhibió fuerzas anímicas, más que atléticas, y de ese modo equiparó las acciones. Ingresó Adrián Peralta por el exhausto Blanco y el medio campo granate resurgió. Y fue así como faltando tres minutos para el final Lanús tuvo el triunfo al alcance, cuando el juvenil Nicolás Ramírez bajó exquisitamente con el pie derecho la pelota en el área ecuatoriana y definió apenas desviado de zurda.

Emotivamente, el conjunto granate llegaba golpeado a este desafío internacional, y pese a no haber ganado ante Deportivo Cuenca se retiró de esta ciudad con la ilusión de creer que marcha por el camino de la recuperación.

109 días pasaron para que Santiago Hoyos volviera a jugar, tras reponerse de una lesión . Su último partido: el 2 de diciembre último, ante Boca, por el Apertura.


Se agrandó la lista de lesionados

Biglieri, otra baja


CUENCA, Ecuador (Especial).- Desde que comenzó el año, Lanús acarrea una racha negativa que afecta el estado atlético de sus futbolistas. José Sand, Diego Valeri, Lautaro Acosta, Matías Fritzler y Diego Lagos actualmente se encuentran inactivos por diversas lastimaduras. Además, Maxi Velázquez y Santiago Hoyos también se lesionaron, aunque ya volvieron a jugar. Y ayer, en esta ciudad, el entrenador Ramón Cabrero sumó una nueva preocupación: el delantero Santiago Biglieri chocó con un rival, sintió un fuerte dolor en la pierna izquierda y debió ser sustituido en el primer tiempo.



Fuente:www.lanacion.com.ar

Share this article :
 
Support : Creating Website | Johny Template | Mas Template
Copyright © 2011. Videos de Lanus - All Rights Reserved
Template Created by Creating Website Inspired by Sportapolis Shape5.com
Proudly powered by Blogger